martes, 20 de septiembre de 2011

Un superhéroe Gay en Teen Titans

Por Pepe Flores


La representación de los grupos minoritarios es uno de los grandes tabúes de la industria del cómic. En la última década, ha existido una fuerte tendencia por introducir personajes que salden esa cuenta pendiente.

El caso reciente de Miles Morales, el nuevo Spiderman para la línea Ultimate de Marvel, es un ejemplo fehaciente de este esfuerzo por apostar por lo políticamente correcto. Así como la diversidad étnica, la orientación sexual es un tema que también ha ido ganando espacios dentro del cómic convencional.

Bajo esta tónica, DC ha anunciado la inclusión de Bunker, un superhéroe abiertamente gay, quien se integrará a los Teen Titans a partir del tercer número del relanzamiento. Además, este personaje es de nacionalidad mexicana —su identidad secreta es Miguel José Barragán—, un tiro de dos por uno con otra minoría más en los cómics: los latinos. El artista Brett Booth fue quien realizó el anuncio en su blog:

Queríamos mostrar un personaje interesante cuya homosexualidad fuera parte de él, no algo oculto. Claro que hay homosexuales de quienes no podríamos saber que son gays al instante, pero también hay otros más llamativos, y pensamos que sería bueno verlos retratados en los cómics.

Booth ha concebido a Bunker como un superhéroe que acepta (e incluso, exhibe) abiertamente su homosexualidad. El dibujante ha admitido que el personaje será un poco más afeminado que las otras representaciones de héroes gays en los cómics; aunque admite que su intención es positiva, al darle un espacio de representación a la gente que ostenta de esta forma su sexualidad. Así mismo, reconoce que está temeroso de que su esfuerzo sea malinterpretado y enfade a la comunidad gay.

"En verdad, me encantaría que la sexualidad de Bunker no fuera una cuestión importante. No debería sería, pero eso pasaría en un mundo perfecto", admite Booth. En ese sentido, tiene toda la razón, pero en una sociedad donde los espacios en el imaginario se ganan mediante la representación simbólica, resulta crucial que existan este tipo de iniciativas. Después de todo, hablamos de la construcción social de una identidad a través de los medios —en este caso, el cómic—, los cuales pueden contribuir a la aceptación, la tolerancia y la legitimidad de un grupo minoritario.

No es la primera vez que DC apuesta por introducir personajes con orientación homosexual. En los últimos años, el caso más sonado ha sido el de Batwoman, representada como lesbiana. Otro ejemplo clásico de la editorial es el matrimonio entre Apollo y Midnighter, estandarte gay en los tebeos por excelencia. Si bien aún no se consigue que un personaje LGBT ocupe un puesto emblemático —alguien de la envergadura de un integrante de la Liga de la Justicia, por ejemplo—, la inclusión de Bunker debe entenderse desde varias aristas: tanto un reflejo de la sociedad actual y un esfuerzo por la equidad, como un anzuelo para el morbo y un guiño para atraer a un sector potencial del mercado. Dependerá de cada quien cuál es la lectura que impere; y sobre todo, la que quede como legado para posteriores incursiones.

Fuente: alt1040.com



No hay comentarios: