jueves, 21 de junio de 2012

Obligado a masturbarse antes de las sesiones fotográficas


Abercrombie & Fitch, la firma norteamericana que nos tiene acostumbrados a videos y reportajes fotográficos de chulazos de infarto, tiene una terapia "sui géneris" para lograr que sus modelos se relajen durante las largas sesiones fotográficas: Una sesión de masturbación. O, por lo menos eso es lo que dice el modelo Benjamin Bowers que ha demandado a la reconocida marca por pedirle que "descargara" las tensiones para ver si así mejoraba su rígida expresión durante el posado.

Benjamin Bowers ha confesado sentirse usado por lo que ha solicitado que la empresa le indemnice con más de un millón de dólares, ya que con esta cantidad de dinero los ultrajes son más llevaderos.

No es la primera demanda que debe afrontar la marca de ropa americana que hace unos meses ya vio como una de sus empleadas demandaba a los representantes de la firma por obligarle a quitarse el velo islámico para que hiciera su trabajo. Por el momento, el caso se encuentra ahora en manos de los tribunales y ellos son quienes dictaminarán una resolución.

Fuente: FrecuenciaGay




No hay comentarios: