miércoles, 18 de julio de 2012

Madonna, demandada por la ultraderecha francesa

La Ambición Rubia ha sido una vez más la reina de la polémica en su último concierto. El pasado 14 de julio el MDNA Tour llegó a la capital francesa en medio de una gran expectación. Marine Le Pen y su partido esperaban que la diva no osara a proyectar en París el Día de la Fiesta Nacional el polémico video en el que la ultraconservadora aparece con una cruz gamada en la frente segundos después de la representación de Hitler. "Se entiende que algunas viejas cantantes recurran a este tipo de cosas para que se hable de ellas", expresó la política días antes del concierto. Pues bien, Madonna hizo gala de su valentía sin preocuparse de las amenazas de demanda si volvía a acompañar el interlude de Nobody Knows Me con las controvertidas imágenes.

Las reacciones del Frente Nacional no se han hecho esperar. “No se puede aceptar este comportamiento infame. Es al mismo tiempo una injuria muy grave contra la interesada, pero es también una declaración de guerra contra una parte de su público, porque, si bien cada vez hay menos, entre ellos hay electores de Marine Le Pen”, declara Florian Philippot, vicepresidente del partido. Se estima que la demanda por injurias ascendería a ocho millones de euros.

Por si esto fuera poco, el concierto de París ha sido el elegido para ser filmado con motivo del futuro lanzamiento del DVD del tour, por lo que la cifra ascendería por darle una mayor difusión, si no se eliminan dichas escenas. Además, Madonna volverá a pisar tierras galas. ¿Se retractará Madonna en su concierto en Niza el próximo 21 de agosto?


Fuente: CáscaraAmarga


No hay comentarios: