miércoles, 1 de agosto de 2012

'La Visbilidad Lésbica' por Boti García Rodrigo


Visibilidad. R.A.E. (Del Lat. visibilĭtas, -ātis).
1. f. Cualidad de visible.

2. f. Mayor o menor distancia a que, según las condiciones atmosféricas, pueden reconocerse o verse los objetos.
Propongo, para empezar, la realización de un ejercicio:

  • Escribe, sobre la correspondiente línea de puntos, los nombres de cinco gais conocidos:
    ............ ............. .............. ............ .............
  • Escribe, ahora, los nombres de cinco lesbianas conocidas:
    ............ ............. .............. ............ .............
Posiblemente no tengas dificultad en nombrar a cinco hombres homosexuales conocidos, pero sí vas a tenerla a la hora de mencionar a cinco mujeres lesbianas conocidas de las que se sepa con certeza que lo son.

Planteé este ejercicio en una charla de una asociación LGTB (de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales) y el resultado fue, aunque lo esperaba, tristemente sorprendente. Los nombres de 'ellos' surgieron abundantes y variados, nacionales y extranjeros, rápidamente. Pero, ay... en cuanto a designar lesbianas, lo que costó. Se desgranaron apenas media docena de nombres, entre los que estaban, claro, Safo y... santa Teresa... además de un par de atletas y una escritora que para mí que son heterosexuales.

Y es que en los últimos años la visibilidad de los hombres homosexuales se ha disparado. Artistas, políticos, escritores, jueces y hasta algún militar han hecho pública en España su orientación homosexual. Los gais existen y cada vez son más numerosas sus apariciones en el contexto público. Se les conoce en el mundo de la cultura, del espectáculo, de la política... seguro que podemos contarlos con los dedos de las dos manos... puede que necesitemos más. Y también se conocen de otros países.

(Y de ellos se dice lo guapos/elegantes/atractivos que son, añadiendo, incluso, variados chascarrilos o comentarios que pueden llegar a revestir un tono lastimero por parte de las mujeres heterosexuales)
En contrapartida, ¿qué pasa con las mujeres lesbianas? ¿Dónde están, quienes son, cuáles las nacionales y cuáles las extranjeras? (Aparte las sospechas malintencionadas o claramente lesbófobas...)


¿Por qué son tan invisibles las lesbianas? 

Históricamente costó mucho admitir la homosexualidad en las mujeres. Y así, tanto en el derecho como en la medicina y en la opinión pública en general, se ignoraron las relaciones sexuales entre mujeres, algo que no ocurrió en el caso de los hombres.

Entre los cientos de casos de homosexualidad juzgados por tribunales laicos y eclesiásticos en la Edad Media y en la Modernidad, no se encuentra apenas alguno concerniente a relaciones sexuales entre mujeres.
Como cuentan algunas historiadoras, no deja de ser curioso que se borrara de la conciencia colectiva un aspecto significativo de la sexualidad femenina; entienden que no fue una cuestión de ignorancia, de falta de conocimiento de la existencia de mujeres lesbianas, sino que se trató, sobre todo, de una cuestión a la que no se quería dar crédito.

Las leyes modernas contra la homosexualidad eran aplicables y aplicadas únicamente contra la homosexualidad masculina. Todo el mundo conoce la anécdota de la reina Victoria de Inglaterra negándose a tomar en consideración una ley que prohibiera el lesbianismo, simplemente porque no podía imaginar que tal cosa pudiera siquiera existir....

En realidad, en España 'no hay' lesbianas hasta los años 70. No existe en la mayoría de las lesbianas una identidad que pueda tener ese nombre y es así por la ausencia de referentes, mientras que sí los hay y muy variados, de hombres gais. La visibilidad de las personas homosexuales se entiende respecto de los gais no respecto de las lesbianas. Tampoco existe respecto a las personas bisexuales.

La visibilidad es un asunto político de primer orden, es el punto primero en la agenda de cualquier asociación que luche por los derechos de las personas LGTB. Y, sentado esto, repito la pregunta inicial... ¿dónde han quedado las lesbianas en este asunto de la visibilidad? Miremos simplemente a nuestro alrededor: ¿dónde están las lesbianas políticas? ¿Dónde las lesbianas famosas... presentadoras de televisión, deportistas, actrices? Se habla del glamour gay... ¿existe algo parecido asociado a las lesbianas?

Sostener que 'mi vida privada es cosa mía' es hacer un flaquísimo favor al empoderamiento de las lesbianas, tan imprescindible; no sólo lo personal es político, sino que la ausencia de referentes es el peligroso caldo de cultivo de la invisibilidad y la invisibilidad perpetúa el armario y el 'no ser' auténticamente lo que se es, además de privar de referentes indispensables. Una letal pescadilla que se muerde la cola.

¡Ay si esa famosa actriz asumiera su orientación sexual! Si aquella presentadora, alguna que otra política, escritoras... mujeres de todos los ámbitos abandonaran el triste juego de la presunción de heterosexualidad, asumiendo que son lesbianas y contribuyeran a modificar, así, la percepción social del lesbianismo, asumiendo, como lo han hecho tantos de 'ellos' su orientación sexual, saliendo del armario a respirar aire sano y sirviendo de referente positivo...

Al respirar verdad, ayudarían a muchas otras a respirar verdad. No imaginan el bien que podrían llegar a hacer al convertirse en referentes de muchas adolescentes que no son capaces de enfrentarse a su sexualidad porque no ven a su alrededor otras mujeres como ellas.

Los referentes son imprescindibles en la adolescencia y las personas LGTB hemos crecido sin ellos, al buen tuntún, luchando con los miedos y el armario, 'queriendo ser' pero no sabiendo de qué forma ni cómo serlo. Cuando veo la tele o voy al cine o abro los ojos en la calle, en el gran almacén, en el supermercado, en el metro... cuando leo un periódico u ojeo la prensa del corazón, vuelvo a constatar la ausencia total y demoledora de referentes y me asombra y me apena la manera 'autista' en que las personas LGTB hemos de construirnos. Los referentes son imprescindibles, nos empoderan, nos sacan de la niebla y del no ser, nos ayudan a ser reconocidas y reconocernos.

"Visibilidad: mayor o menor distancia a que, según las condiciones atmosféricas, pueden reconocerse o verse los objetos".... Es imprescindible que las condiciones mejoren, que levante la niebla, que se aleje el miedo, que se acorte la distancia, que se abra el armario, que aparezcan referentes para ayudar a las mujeres lesbianas a construirse, a asumirse. Para que puedan ser nombradas. Para saber nombrarse. Para llegar a ser.

Como anexo, la lectura del manifiesto del Día de la Visibilidad Lésbica en el acto del colectivo Arcópoli el 26 de abril de 2012:




Fuente: HuffingtonPost


1 comentario:

Belén T. dijo...

No seremos tan abieras como los gays. De lesbianas famosas yo solo conozco a Ellen Degeneres xD