jueves, 27 de septiembre de 2012

Paciente gay con grave enfermedad se casa en las instalaciones del hospital Xeral de Vigo

Este pasado lunes el hospital Xeral de Vigo vivió un momento único en más de sus cincuenta años de existencia. Un paciente ingresado en la UCI del hospital le pidió matrimonio a su pareja, un chico que llevaba mucho tiempo cuidando de él, tras enterarse de la gravedad de la enfermedad que sufría.

Para realizar la boda en el mismo hospital debido a la escasa movilidad del enfermo, fue llamaba una jueza de Vigo que apareció en el Xeral con la toga en el bolso. Todo estaba preparado para celebrar la boda a las cinco de la tarde del martes, aunque antes de ello, la jueza se entrevistó personalmente con el enfermo para comprobar que estuviese en plenas facultades psicológicas. Tras comprobar que el paciente era completamente consciente de su decisión, la jueza mandó llamar al novio y a los testigos, dos celadores de turno, los cuales firmaron las actas, y los novios fueron proclamandos marido y marido.

A pesar de que el hospital Xeral cuente con una capilla, en ella sólo se celebran bodas religiosas, por lo que la boda fue llevada a cabo en la misma cama del paciente.

"Nunca antes había visto nada parecido, esto es lo más bonito de los doce años que llevo trabajando en la UCI del Xeral" aseguró uno de los celadores testigos mientras brindaba con una copa de cava en un vaso de plástico, del cual no bebió por estar de servicio en esos momentos. 


No hay comentarios: