miércoles, 19 de septiembre de 2012

Programa gubernamental de inserción laboral para transexuales de Bangladesh

Jan Moller Hansen
Desde el gobierno de Bangladesh se ha promulgado un programa de ayuda de inserción laboral a personas marginadas transexuales en el que se les forma en diferentes ámbitos como moda, estilismo, estética o medios audiovisuales.

Siful Islam, de veintidós años, encontró en su nuevo trabajo un lugar donde sentirse útil y valorada. "Lo que más me gusta de mi trabajo es que aquí me tratan como otro ser humano más. Esto para la comunidad hijra es un grandísimo logro", afirma emocionada Siful.

En el 2012, treinta hijras fueron elegidas para realizar los cursos de inserción laboral ofertados por el gobierno, que tras seis meses de prácticas todas encontraron trabajo en televisión, tanto como editoras como maquilladoras.

"Nací en una familia de clase media de Dhaka. Desde pequeña me gustaba usar la ropa de las chicas y solía maquillarme como ellas. Tuve que acostumbrarme al acoso y al abuso, pero no quería dejar de vestirme como a mí me gustaba. Cuando cumplí dieciocho me escapé de casa para unirme a la comunidad hijra. Lo mejor que pude haber hecho nunca. Ahí encontré un lugar donde pude ser yo misma", declaró Islam.

Ebadur Rahman, funcionario del gobierno encargado de supervisar este proyecto expuso a la prensa que a pesar de que el país sea de mayoría musulmana conservadora el tema hijra va normalizándose poco a poco, y afirma que la marginación no es la respuesta. "El problema seguirá existiendo mientras no nos enfrentemos a él", explicó Rhaman.

El Director Adjunto del Ministerio de Bienestar Social, Abu Taher, ha señalado que este programa incluye la creación de un centro de formación permanente exclusivo para transexuales, donde podrán aprender habilidades que le permitan encontrar trabajo y valerse por sí mismas diganmente.

Pinki Shikder, jefe de la Asociación de Bangladesh Hégira y activista social que ha luchado durante décadas en favor de unos ciento cincuenta mil hijras del país, ha anunciado lo contentos que están por esta medida del gobierno, ya que refleja el respeto hacia los derechos de las personas transexuales que tan difícil lo tienen en Bangaldesh.

"Esperemos que esto sea el comienzo de algo más grande que pueda dar formación y trabajo a la cantidad abrumadora de personas transexuales que lo necesitan. Éste es un problema social de miles de años de antigüedad", concluyó Shikder.




No hay comentarios: