viernes, 4 de enero de 2013

'Safo de Lesbos: Madre, maestra y amante lesbiana' Referentes LGTB en la mitología clásica II

Aida Acero Marquina

¡Oh, tú en cien tronos Afrodita reina,
Hija de Zeus, inmortal, dolosa:
No me acongojes con pesar y tedio
Ruégote, Cripria!...


Con estos versos comienza Safo su plegaria a Afrodita para implorar su ayuda ante un amor renegado. Un amor que tiene cuerpo de mujer. Un amor que no sería el único.

Ésta es mi particular manera de introduciros a Safo de Lesbos, “La décima musa” según Platón y una de las grandes poetisas de la literatura Griega arcaica. De quien por desgracia pocos de sus exquisitos versos nos han llegado íntegros. Y en los cuales, entre otras alabanzas al amor, canta a mujeres con las que ha gozado. (Y por lo que sus cantos inspiran no fueron pocas)

Creo que os había prometido una isla llena de mujeres. Pues bueno no es exactamente así, eso es un tema de márketing; pero sí que es cierto que existieron lugares en los que las mujeres daban rienda suelta a sus pasiones. Uno de ellos fue “La casa de las Servidoras de las Musas” fundada por Safo en su isla natal. Así que espero que me perdonéis el engaño porque este lugar tampoco estaba tan mal.

Poca es la información que se conserva de la vida de "Safo, la de los oscuros rizos, la pura, la de la dorada sonrisa" (Alceo) aunque se sabe que nació en la ciudad de Ereso en la isla de Lesbos. Hija de Skamandrónimos, próspero y rico comerciante de vinos, y la mayor de cuatro hermanos. Cuando tenía seis años su padre fue llamado a filas para luchar por el territorio de Sigui (una colonia situada en los Dardanelos) en una guerra entre Lesbos y Atenas. Skamandróminos murió en esa guerra dejando sus negocios en manos de su madre quien gracias a la ayuda de Safo los hizo prosperar. Años más tarde la poetisa por causa de la vida política a la que se dedicaba de forma activa sería desterrada junto con el poeta Alceo, yendo éste a Egipto, y ella a Sicilia donde conoció a Cercilas o Kérkilos de Andros, rico mercader con quien se casó y tuvo una hija, Cleis, (a quien también menciona en sus poemas). Murió pronto su esposo pues ya era anciano cuando se conocieron y con su fortuna impulsó la cultura en Siracusa organizando diversos recitales de danza, poesía o música.

Cuando al fin pudo volver a Lesbos, Safo fundó su propia escuela para mujeres al estilo de un Thiasos. Los Thiasos eran escuelas en las que se enseñaba a las mujeres todo lo relacionado con el mundo femenino de la época y a prepararse para el matrimonio.

También se cuidaba la educación artística de las muchachas. Safo puso especial hincapié en ello y en el culto a Afrodita. Diosa del amor a la que dirigía la mayoría de sus plegarias y cantos. Cuentan que además de la educación, en la casa de las servidoras de las musas, Safo se enamoró de sus alumnas manteniendo relaciones con ellas. De hecho en los fragmentos de sus poemas que aún se conservan, cita a diversas mujeres (Anágora, Eunica, Gongila, Eranna, Telesipa, Andrómeda, Megara, Gorgo,) que forman parte de la lista de conquistas de la poetisa. También sufrió por el amor de algunas de ellas, siempre implorando el consuelo y la ayuda de Afrodita quien se dice, acudió más de una vez a su llamada.

Es por esta razón que la palabra que se usa para denominar a las mujeres homosexuales sea “lesbianas” en referencia a la mencionada isla de Lesbos y las relaciones de Safo con mujeres.

Sobre el fin de los días de la poetisa hay una leyenda que cuenta que Safo rota de anhelo por Faón, un bello mortal del que hasta la propia Afrodita se enamoró; se suicidó tirándose desde la roca de Léucade al mar a ver su amor no correspondido. Sin embargo se trata de una metáfora que ella escribió acerca de una decepción amorosa que tuvo con una de sus alumnas y que más tarde Ovidio rescataría para trasformar a
la poetisa en una de sus Heroinas.

Otros amores se le han atribuido a esta poetisa (amores heterosexuales) generalmente con personajes que ni siquiera fueron coetáneos. A pesar de todo lo que se cuenta, Safo murió teniendo una vida tranquila rodeada de la naturaleza y de sus alumnas, escribiendo en sus poemas cómo el paso de los años envejece su cuerpo impidiéndole amar como antaño. “ … ya la vejez toda mi piel y blancos se han hecho mis cabellos que eran negros… y ya no me sostienen las rodillas… igual que los cervatos... ¿pero qué puedo hacer?”

Se dice que fue Atthis la mujer que verdaderamente le robó el corazón pues fue obligada por sus padres a casarse con otro hombre privando así a Safo de disfrutar de su amor con ella.

Llegados a este punto creo que lo que mejor habla de una persona son sus obras, así que os dejo este poema dedicado a la mencionada Atthis. Una triste despedida a un amor que no volverá. Y os invito a conocer de cerca a Safo pues pocos (y pretendidos imitadores todos) han sabido reflejar con delicadeza, pureza y sin rodeos la pasión que se desata entre dos mujeres, fiera e indomable, desgarradora a veces, tierna y apaciguadora otras, dulce descanso al final de la noche cuando los aromas se graban en las sábanas en una efímera promesa de perpetuidad.


El Adiós a Atthis

Vete tranquila.
No te olvides de mí porque sabes, debes saber, que yo estaré siempre a tu lado.
Y si no quieres saberlo, te recordaré lo que tú olvidas:
muchas horas felices pasamos juntas;
han sido muchas las coronas de violetas, de rosas, de flor de azafrán
y ramos de eneldo que junto a mí te ceñiste.
Han sido muchas las veces que bálsamo de mirra y regio ungüento,
derramaste sobre mi cabeza. Yo no podré olvidarlo y tú, tampoco.

Igual a los dioses me parece el hombre dichoso que te abraza
y te oye en silencio con tu voz de plata y tu sonrisa risueña...
Cuán cara y hermosa era la vida que vivimos juntas.

Pues entonces, con guirnaldas de violetas y dulces rosas cubrías junto a mí tus rizos, ondeantes.
Y con abundantes aromas preciosos y exquisitos ungías tu piel fresca y joven en mi regazo y no había colina ni arroyo ni lugar sagrado que no visitáramos danzando...


Aida Acero Marquina



*'El Rapto de Ganímedes' Referentes LGTB en la mitología clásica I
*'Apolo y Jacinto' Referentes LGTB en la mitología clásica III 
*'Tiresias, transexual y profeta por capricho divino' Referentes LGTB en la mitología clásica IV 
*Aquiles, parte I 'guerrero travestido, padre y amante bisexual' Referentes LGTB en la mitología clásica V

*'Zeus transexual y la ninfa Calisto' Referentes LGTB en la mitología clásica VI
*'Batallón Sagrado de Tebas. 300 Homosexuales en la élite de un ejército' Referentes LGTB en la mitología clásica VII
*Aquiles, parte II 'Los caprichos de un guerrero, el dolor del amor perdido' Referentes LGTB en la mitología clásica VIII
*'Apolo y Cipariso' Referentes LGTB en la mitología clásica IX
*Aquiles, parte III 'Final del guerrero y amante bisexual. Principio de la leyenda' Referentes LGTB en la mitología clásica X
*'Alejandro Magno: gay, polígamo y emperador del mundo' Referentes LGTB en la mitología clásica XI




No hay comentarios: