viernes, 29 de marzo de 2013

Fundación Triángulo lanza la campaña 'PónteloPónmelo, el VIH no tiene síntomas'

Han pasado 23 años desde aquella mítica campaña y el Área de Salud de la Fundación Triángulo ha querido rescatarla y darle una vuelta de tuerca orientándola más hacia el público gay más joven


El VIH fue reduciendo su incidencia en los años 90 pero desde mediados de la primera década del siglo la tendencia volvió a cambiar. Ahora los gais o los hombres que tienen sexo con hombres representan el grupo de población con más personas viviendo con VIH. Los dos elementos irrenunciables son la prevención (con el condón) y el diagnostico precoz (con la prueba de VIH). La esperanza de vida se dispara cuando el diagnostico se hace dentro de los primeros 12 meses.

No hay un único factor que explique por qué la población gay tiene más VIH que el resto de poblaciones, aquí no vale la simplificación. La campaña ha querido destacar diez ‘síntomas’ que llevan a la población gay a tener VIH. El realidad el VIH no tiene síntomas, pero tener algunas creencias sí que llevan a la transmisión como por ejemplo “pensar que no se tiene VIH” o decir "lo hago a pelo sólo contigo son síntomas de una persona que puede infectarse de VIH en el futuro o estar infectado y no saberlo.

“Creemos que los gais estamos bajando la guardia y es inadmisible que año tras año cada vez haya más personas que se infectan. Las entidades tenemos una responsabilidad social es la promoción de la salud pública. Desde Fundación Triángulo llevamos más de 18 años trabajando pero nunca es suficiente y tenemos que hacer más” afirma José María Núñez presidente de la Fundación Triángulo. No en vano la campaña cuenta con más de 200.000 materiales repartidos por media España así como toda una campaña viral desde redes sociales y desde la web ponteloponmelo.es

Para Raúl González, Coordinador Nacional del Área de Salud de la Fundación Triángulo “Es una campaña arriesgada y muy sexuada en la que busca dos objetivos claro: primero aumentar el uso del preservativo, para reducir las tasas de infección y segundo que la gente se haga la prueba de VIH”. La Fundación Triángulo realiza cada año cientos de pruebas de VIH lo que reduce los tiempos del diagnostico de infección de VIH y aumenta la esperaza de vida de los hombres.

Y es que la esperanza de vida de una persona con VIH es inversamente proporcional al tiempo que se vive con el virus sin estar tratado. Cuando transcurre menos de un año entre que una persona se infecta y esa persona se trata la esperanza de vida es máxima.



Nota de Prensa Fundación Triángulo




No hay comentarios: