miércoles, 24 de abril de 2013

Río de Janeiro legaliza el Matrimonio Igualitario

Fran Lores

El estado de Río de Janeiro se convierte en la undécima jurisdicción brasileña en permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo

La sentencia fue publicada por el Magistrado General de Justicia del estado de Río de Janeiro, el juez Valmir de Oliveira Silva, en la que se reconoce “la unión entre personas del mismo sexo como una unidad familiar, asignando a las parejas homosexuales los mismos derechos y obligaciones que las parejas heterosexuales”.

El Supremo Tribunal Federal de Brasil dictaminó en 2011 que las parejas de personas del mismo sexo tienen derecho a formar las denominadas uniones estables, hasta entonces sólo permitidas para las parejas heterosexuales. La decisión no suponía de manera explícita la legalización del matrimonio igualitario pero sí otorgaba los mismos derechos en relación a asuntos como herencias, pensiones y planes de salud. En octubre de ese mismo año, el Tribunal de Justicia Superior se pronunciaba sobre el derecho de dos mujeres a contraer matrimonio. En este caso el Tribunal señalaba que era perfectamente constitucional que dos personas del mismo sexo pudieran contraer matrimonio.

Debido a que no existe legislación específica, los derechos de las parejas del mismo sexo en Brasil están basados en decisiones judiciales. Sin embargo, desde la publicación de dichas sentencias se han ido desarrollando sentencias judiciales de las diferentes administraciones de justicia a favor del matrimonio igualitario. Así, junto con Río de Janeiro, ya son once de veintiséis los estados que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo sin necesidad de un fallo judicial previo. Entre ellos están: Río Grande do Sul, Paraná, Alagoas, Bahía, Piauí, Sergipe, Mato Grosso do Sul, São Paulo, Ceará y Espírito Santo. Todo ellos reconocen el matrimonio igualitario bien por conversión de uniones estables previas o por celebración directa.


Marcha del Orgullo LGTB en la playa de Copacabana, Río de Janeiro. Foto de AP