martes, 4 de junio de 2013

El presidente de la FIFA dice que criminalizar la homosexualidad es un asunto moral

Sepp Battler

Fran Lores

Sepp Blatter, presidente de la Federación Internacional de Fútbol, declaró durante un congreso de la asociación que la homofobia no es un problema tan grave como el racismo. En dicha reunión se estaban discutiendo las medidas que la FIFA ha decidido tomar para luchar contra el racismo y otras formas de discriminación en el mundo.

La polémica llegó cuando en la rueda de prensa, se le preguntó a Blatter sobre los problemas que podrían encontrar los aficionados y jugadores homosexuales en un país como Qatar. Este país, donde la homosexualidad está penada con hasta cinco años de prisión, será la sede del mundial del fútbol del año 2022. “No creo que sea parte del racismo, creo que es más una cuestión de moral y ética”, respondió Sepp Blatter, quién declaró además no poder dar “una respuesta definitiva” sobre tal cuestión pues en su opinión “no era momento de tratarla”.

No es la primera vez que las declaraciones de Blatter crean cierta controversia. En 2010, preguntado sobre cómo deberían actuar los aficionados homosexuales que quisieran acudir al torneo, respondió: “Deberían abstenerse de cualquier actividad sexual”.



*Aficionados de un equipo de fútbol alemán se manifiestan contra la homofobia
*Cassano no quiere compañeros homosexuales en Italia
*El beso gay de la Eurocopa 2012, Francia da ejemplo
*Homosexualidad y Eurocopa, una oportunidad para derribar el tabú
*'No hay homosexuales en el fútbol porque se necesita testosterona' por Michael Robinson
*David Testo, el futbolista gay que se quedó sin club
*Holanda lanza una campaña contra la homofobia en el fútbol


No hay comentarios: