lunes, 19 de agosto de 2013

La primera boda homosexual en Uruguay se celebra en un centro de salud

Fran Lores

La entrada en vigor de la ley de matrimonio igualitario en Uruguay ha permitido la celebración de la primera boda entre dos hombres. 

En este caso, el enlace se ha celebrado en un centro de salud pues uno de los contrayentes padece un cáncer terminal. A pesar de que hay que esperar nueve días hábiles entre la inscripción y la celebración, la funcionaria del Registro Civil se trasladó hasta la clínica para celebrar un “matrimonio in extremis”, pues como señala “las condiciones de salud no permiten realizar el trámite normal”. Ahora, queda pendiente de una validación judicial posterior porque tiene un carácter particular y no revierte las características de un matrimonio celebrado de forma corriente.

Sergio y Rodrigo han contraído matrimonio después de una relación de 14 años juntos. “Nos sentimos bien. A partir de ahora se comienza a aplicar una ley que elimina la discriminación”, explicó Sergio. Sin embargo, también destacó que “aún queda mucho por hacer por los derechos de gais, lesbianas, transexuales y bisexuales. Este es un paso más en busca de derechos e igualdad”.